Videos

Innova Academia Lab

Adyuvantes no oleosos: en este caso tenemos un tensioactivo compuesto por alcohol graso etoxilado (AGE). Su formulación es un líquido (o concentrado) soluble. En el envase de partida es de un color verde traslucido, y al integrar la dosis de marbete en agua resulta en una solución incolora. El principio activo es íntegramente soluble en agua.

Son de fácil disolución y homogeneización con agitación adecuada, debe evitarse incorporar aire a la solución durante la carga y agitación, de lo contrario generamos espuma.

Normalmente se recomienda incorporar estos adyuvantes al comenzar una mezcla, como por ejemplo secuestrantes (dureza), buffers de pH, tensioactivos, entre otros.

Gránulos dispersables: los primeros fitosanitarios a incorporar en tanque luego de los adyuvantes no oleosos. En pantalla vemos al metsulfurón. Es un fitosanitario de muy baja dosis, en granulados dispersables de dosis mayores, el resultado final es más parecido al de una suspensión concentrada, mayor opacidad y coloración.

Todo el proceso de dispersión de los gránulos que observamos toma 4 minutos de agitación vigorosa (no reproducible en tanque), muchos inconvenientes generados cuando empleamos estos productos en mezcla son el resultado de no respetar el tiempo necesario para que la ruptura de los gránulos se termine de completar.

Con el objetivo de reducir los tiempos y evitar mayores complicaciones, se recomienda premezclar hasta dispersión completa con cantidad de agua suficiente antes de incorporarlos al tanque. El agua debe ser suficiente y el producto agregarse en cantidades adecuadas para evitar formar grumos o masas difíciles de incorporar.

Requieren agitación durante todo el proceso de carga y aplicación para evitar que los sólidos suspendidos decanten por fuerza de gravedad con el correr del tiempo.

Polvos Mojables. Traemos como ejemplo al Clorimurón. Se recomiendan incorporarlos en segundo lugar luego de los gránulos dispersables. Partimos de un polvo, a una solución de sólidos suspendidos en los cuales está adsorbido el ingrediente activo. Deben dispersarse y suspenderse en premezcla con agua para evitar generar grumos y lograr alta concentración de coadyuvantes propios de la formulación en contacto con las partículas. Al igual que los gránulos dispersables, necesitan agitación constante.

Suspensiones Concentradas: les presentamos al Sulfentrazone. Normalmente están constituidos por un fluido viscoso de color blanco o terroso que conservan su coloración al homogeneizarse en tanque. Es recomendable incorporarlas a la mezcla luego de las formulaciones de gránulos dispersables y polvos mojables.

Pueden llegar a precipitar dentro de su envase original, por lo que requieren una agitación del envase contenedor para eliminar la presencia de fases, previa a su incorporación en tanque.

Al cargar estas formulaciones en tanque requieren buena agitación para evitar que continúen su recorrido hacia el fondo sin haberse dispersado correctamente. 

Suspensión de capsulas que contienen el ingrediente activo, en este ejemplo tenemos la gammacihalotrina:

Se incorporan al tanque luego de las suspensiones concentradas. Al ser incorporadas en tanque conservan su color. Necesitan buena agitación para homogeneizarse correctamente.

Concentrados emulsionables:Como protagonista observamos al Cletodim. Apreciaciones válidas también para Emulsiones Aceite en Agua (EW), coadyuvantes oleosos y toda formulación que contenga una emulsión de un aceite o solvente orgánico en agua, incluso algunas formulaciones mixtas como Dispersiones Oleosas (OD) y suspoemulsiones (SE).

Al primer contacto con el agua cambian de un color ámbar en envase, a un color y aspecto lechoso, y tienen olor al solvente del que están compuestos.

Dependiendo la densidad de la formulación, al incorporarlas en tanque, pueden tomar dos direcciones, hacia la superficie o hacia el fondo. Por lo tanto, es necesaria una agitación adecuada que los incorpore al caldo. Según su viscosidad puede variar el tiempo necesario para incorporarse adecuadamente.

Tanto principio activo como el solvente del formulado son insolubles en agua, llevan incorporados un emulsionante que les permite distribuirse uniformemente en toda la mezcla.

Gránulos Solubles: En pantalla nos encontramos con el glifosato monoamónico. En este caso demoramos 2 minutos completos en terminar de disolver los gránulos. Al comienzo encontramos una opacidad característica del efecto de efervescencia que produce esta formulación al disolverse, al completar la disolución de los gránulos, terminamos en una solución verdadera, traslúcida.

Necesitamos agitación adecuada para evitar que los gránulos se acumulen y apelmacen en el fondo del tanque. Se recomienda prediluir/premezclar los gránulos con agitación moderada hasta que visualmente podamos observar que la solución se torna traslúcida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *